¿QUÉ CERÁMICA COLOCAR EN LA COCINA?

¿Cómo elegir la cerámica adecuada? Te damos algunos consejos para que elijas la mejor opción para tu cocina.

Elegir las mejores cerámicas para la cocina es realmente importante, ya sea que estés diseñando una nueva cocina o haciendo una remodelación, porque sin dudas es uno de los espacios más destacados de la casa. 

Existe una amplia gama de cerámicas, por eso es importante elegir una que garantice una alta funcionalidad y un espacio estéticamente agradable; que proteja las paredes y las áreas de trabajo, y sobre todo que sean resistentes, fáciles de limpiar y atractivas. 

A continuación, te contamos algunos tips para que puedas elegir las mejores cerámicas para la cocina y crear un espacio práctico y decorativo. Los pequeños detalles pueden marcar grandes diferencias.

  • Agregar color y textura con una pared totalmente revestida. Una cosa que podés hacer en tu cocina es revestir una pared completamente con cerámicas. Son realmente prácticas en una cocina, fáciles de limpiar y perfectas para áreas que tiene que soportar grasa, salpicaduras, manchas y más, lo que requiere una limpieza regular, pero también pueden agregar mucho interés y textura a la cocina.
  • Usar cerámicas brillantes. Los azulejos brillantes son reflectantes, así que debes elegir un acabado brillante para las cerámicas de la pared, si querés iluminar la cocina. Puede ser una buena compra si estás diseñando una cocina pequeña para que parezca más grande o si tiene poca luz natural. 
  • Usar cerámicas mate. Los azulejos mate tienen un acabado plano. Se verán menos prominentes que una versión brillante que capta la luz, pero pueden ser una excelente manera de introducir un contraste sutil con otras superficies de la cocina, por ejemplo, en un esquema completamente blanco. 
  • Contrastar el color de la junta con el color del azulejo para cambiar el aspecto. La junta oscura sobre cerámicas claras o viceversa, hará que el área revestida se destaque aún más. 
  • Decidir entre cerámicos planos o con bordes biselado. Los cerámicos biselados arrojan sombras y crean diferentes reflejos, por lo que pueden animar suavemente un esquema de cocina simple.
  • Pensar en el patrón de colocación cuando las cerámicas son rectangulares. Un desplazamiento de media teja es clásico, pero también se pueden apilar en una cuadrícula, de manera vertical, o usar en un patrón de chevron o espiga.
  • Usar una forma de cerámica inusual como un hexágono. En lugar de cortar las baldosas para hacer un borde recto, dejar que la forma de la cerámica hexagonal cree la parte superior del salpicadero.
  • Elegir colores adecuados. Cuando se trata de cocinas los colores blanco, gris, azul, y verde realmente brillan. Cada uno de estos tonos puede hacer algo diferente para la habitación, pero todos ayudan a crear un espacio cálido y acogedor. Con cerámicas blancas, obtendrás una sensación de frescura y limpieza. El gris combina maravillosamente con una amplia gama de otros colores y su popularidad crece día a día. El azul es un color vigorizante y funciona mejor cuando se usa con moderación, acentuando el resto de la habitación con tonos neutros. La tendencia de los elementos orgánicos y naturales hacen del verde uno de las más elegidos, y combina muy bien con detalles en blanco y madera. 

Sea cual sea el modelo de cerámica que elijas, asegurate de elegir la más adecuada para tu proyecto. Estamos para ayudarte. Contactanos

WhatsApp Chat